bezeroen eremua lan eskaintzak
< Volver al listado

Desafíos para esta nueva sociedad

La lectura del ensayo “La sociedad del cansancio “del pensador Byung-Chul Han, me ha generado muchos interrogantes y reflexiones a momentos contradictorias con mis pensamientos y manera de entender la vida.


Tomo conciencia de manera más intensa gracias a este autor, de que la construcción de la sociedad actual está fundamentada en el culto al rendimiento, en la optimización, en la actividad desenfrenada que alienta al éxito y a la autorealización personal y profesional en la que la responsabilidad del “poder hacer más” reposa en la persona, convirtiéndonos en sujetos de un “ yo” que todo lo abarca y todo lo puede.


Una sociedad repleta de información y estímulos externos, una vida para vivirla con intensidad, al instante y sin reposo, que no tolera el aburrimiento, con pocas estructuras y patrones fijados donde cada individuo es libre y capaz de “reinventar su camino” (Zygmunt Bauman ) y al mismo tiempo esclavo de sí mismo y de su autoexigencia continua.


De toda esta vorágine Byung-Chul Han vaticina una sociedad cansada y una época en la que las enfermedades neuronales (depresión, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, síndrome de desgaste ocupacional…) serán uno de nuestro grandes dilemas.


El ámbito de trabajo y los entornos organizacionales no escapan de esta realidad. El objetivo de maximizar los rendimientos, la presión por los resultados, la gran competencia laboral, la exigencia en los mercados globales, los continuos cambios, la necesidad de adaptarte a ellos para sobrevivir y la incertidumbre generan en ocasiones mucha ansiedad y desasosiego. Ante todo ello se presenta el gran reto para nuestras organizaciones de construir espacios de trabajo más sostenibles y saludables, que contribuyan al bienestar y al verdadero desarrollo.


Muchos de los actuales líderes y lideresas están ya contribuyendo para que exista una sintonía entre los retos estratégicos de las empresas y cómo las personas pueden alinearse a los mismos, velando por un equilibrio y un beneficio para ambas partes.


En este viaje hay que impulsar el desarrollo de nuevas competencias y habilidades, crecer en una escucha activa, trabajar la atención y el detenimiento en nuestras acciones, separar verdaderamente trabajo y ocio para poder tener un auténtico descanso y apostar por un liderazgo compartido, que no conecte solo con nosotros mismos y entender que los éxitos y los fracasos son colectivos.

Nieves Barahona, Socia en In Group 

Últimos artículos:

Web orrialde honek cookie-ak erabiltzen ditu zure nabigazioa errazteko, zure lehentasunetara egokitzeko eta analisiak egiteko. Nabigatzen jarraitzen baduzu, gure cookie politika onartzen duzu. Política de Cookies. Itxi